Académico de la U. de Boston presentó investigación sobre evangélicos y política en Chile

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Taylor Boas presentó en un panel los resultados de su trabajo comparativo con la situación que experimenta Brasil. 

El último Tedeum evangélico realizado en septiembre fue el escenario de una controversia entre representantes del gobierno y de ese credo, a raíz de temas de agenda valórica.  Sin embargo, y pese al revuelo que provocó en los medios de comunicación la crítica de los pastores a la Presidenta Michelle Bachelet, aún en Chile no se estaría produciendo una irrupción efectiva en cargos de poder político, de parte de quienes profesan esta religión.

Esa es una de las conclusiones que detalló el politólogo y académico de la U. de Boston, Taylor Boas, quien participó en el seminario de “Evangélicos y Elecciones: Chile en perspectiva comparada”, invitado por el Instituto de Políticas Públicas.  En esta actividad, el cientista político fue el orador principal del panel, compuesto por la directora de Políticas Públicas de UDP, Kirsten Sehnbruch, y el director del Observatorio de Políticas Públicas Martin Luther King, Edgardo Pizarro, discutieron sobre la influencia de las iglesias evangélicas en el escenario político, en comparación a otros países de la región.

El académico estadounidense planteó que, según lo que observó en su investigación, existen diferencias notorias en los niveles de participación de los seguidores de este credo, dependiendo del país en que residen. En esta línea, destacó que en Brasil se ha producido un mayor interés por parte de figuras representantes del mundo evangélico por ingresar a la política, a fin de posicionar su agenda y demandas ante el Estado.

Respecto del caso de Chile, Boas advirtió que el desafío que enfrentan los nuevos liderazgos evangélicos tiene que ver con “esa mentalidad de no participar” del electorado.  “El mundo evangélico discrimina a los políticos”, aseveró, ejemplificando con lo sucedido en la ceremonia religiosa de septiembre en Santiago.

Respecto a la participación de los votantes, Boas argumentó que no está convencido de que la iglesia estuviese completamente “durmiendo” y que despertase con estas elecciones y que ha sido fruto de los distintos procesos de elecciones anteriores.  Junto a ello, el politólogo de la Universidad de Boston llamó a los dirigentes de las iglesias a participar en proyectos para estimular la participación de las iglesias pentecostales.

“Todavía queda por saber cómo la población, sean evangélicos o no, van a responder a estas candidaturas. Ciertas iglesias y ciertos organizadores políticos han ido despertando, pero vamos a ver si los votantes también”, sentenció el académico.

La directora del IPP, Kirsten Sehnbruch, destacó la relevancia de la investigación expuesta por el politólogo estadounidense, considerando que es un campo de interés para comprender los cambios que se producen en el sistema social chileno y sus vecinos.

X