Egresado de Ingeniería Comercial fomenta la economía circular a través de la innovación en plástico

En el año 2017 su empresa recibió el Premio Nacional de Medio Ambiente.

Egresó de Ingeniería Comercial en 1998 convencido que la economía es una ciencia social en donde hay que aprender de empatía, conocer al otro y entender que las personas vienen de distintos trasfondos sociales, económicos y culturales. Julio Compagnon es el gerente general de Comberplast, empresa que se dedica a limpiar el mundo de plástico usando ese mismo material como herramienta, y que en el año 2017 recibió el Premio Nacional de Medio Ambiente.

Comberplast fomenta la economía circular a través de la innovación en plástico con el desafío de integrar este material a las necesidades de las personas. Anualmente recuperan más de 4.800 mil toneladas de productos desperdiciados y los transforman en productos presentes en sectores de logística, minería, electrodomésticos, consumo masivo, energía y telecomunicaciones, construcción y agroindustria.

La empresa lleva 40 años trabajando en esto y actualmente lideran el proyecto “Atando Cabos”, que busca reciclar y hacerse cargo del rastro de plástico de la industria salmonera en el sur de Chile. En agosto fueron unos de los ganadores de los Premios Latinoamérica Verde 2019, conocidos como los “Óscar” del medioambiente.   

“Ya pasó el tiempo del decir ‘hay que hacer esto’, de la denuncia y la queja, ahora es el tiempo del ‘tengo que hacerlo’. Hoy en día cuando uno ve un problema hay que hacerse cargo y empezar a trabajar en él, desde la vereda que uno tenga y la carrera que uno haya estudiada”, destaca Compagnon.

Comberplast fue una de las cuatro empresas que participaron en la primera edición del Business Camp en la Facultad de Economía y Empresa. Presentaron su desafío de innovación a los estudiantes, quienes trabajaron durante una semana enfocados en presentar una propuesta innovadora.

“Para nosotros en Comberplast la innovación es fundamental en todo lo que hacemos. Cuando me presentaron la idea del Business Camp, me pareció realmente innovador, una forma distinta de enfrentar a los estudiantes con la realidad y además desde una perspectiva de trabajar con alumnos de otras carreras, que están estudiando con herramientas y una formación distinta. Fue una experiencia muy enriquecedora”, explica el egresado de Ingeniería Comercial UDP por su participación en el Business Camp.