Estudio analizó el bajo esfuerzo en innovación de las empresas chilenas

La investigación fue llevada a cabo por Andrés Zahler, Director Escuela de Ingeniería Comercial UDP; Matías Caamaño de la Universidad Finis Terrae y Daniel Goya, académico Escuela Negocios y Economía PUCV.

Comprender las razones del por qué la innovación aun no despega en las empresas chilenas, fue el objetivo de la investigación realizada por los académicos Andrés Zahler, Daniel Goya y Matías Caamaño, de la Universidad Diego Portales, Pontificia Universidad Católica de Chile de Valparaíso y la Universidad Finis Terrae, respectivamente, quienes estudiaron las distintas barreras que actualmente existen en el país en contra de la innovación.

La investigación analizó las barreras financieras, de conocimiento, de cooperación, de mercado, de demanda y regulatorias, a las que se enfrentan las firmas y que las inhiben de innovar.

Los resultados demostraron que la existencia de barreras financieras o de demanda, reducen aproximadamente a la mitad la probabilidad de innovar o que una empresa invierta en actividades necesarias para innovar.

“Lo que encontramos es que hay dos grandes barreras en Chile para que las empresas les cueste innovar. La primera es el tema de financiamiento y la segunda es la falta de demanda por innovar. Es decir, una empresa puede tener dinero, invertir en innovación, lograr hacer un producto nuevo y cuando lo meten al mercado, nadie lo quiere comprar”, destaca Andrés Zahler, Director de la Escuela de Ingeniería Comercial UDP y autor del estudio.

Según la investigación, las empresas confirman que el financiamiento es un tema importante pero que gracias a Corfo y otras instituciones, actualmente se pueden saltar esa barrera. Escenario distinto a lo que ocurre con la barrera de demanda, que en la actualidad impide que las empresas innoven, especialmente para las firmas que les venden a otras firmas.

“Para la industria incorporar cosas y/o productos nuevos lo asocian a un costo muy alto, están los procesos productivos de por medio y muchos otros factores que generan aversión a probar cosas nuevas, especialmente si son empresas chilenas”, asegura Zahler.

Por otro lado, se reveló que dependiendo del sector de la empresa las dificultes varían. En el sector manufacturero la falta de conocimiento apropiado limita la innovación, y en el sector de servicios la innovación se limita por factores relacionado con la estructura de mercado.

Los académicos concluyen en la importancia que tiene el sector público como el privado, en pensar instrumentos para atacar los problemas de demanda de innovación que existen en el país.

“Al parecer los grandes riesgos no están en hacer la innovación, sino que una vez que la metes al mercado que nadie te la quiera comprar. Entonces hay una carencia desde el punto de vista de política pública de crear formas de apoyo para bajar estos riesgos o para controlarlos”, acota Andrés Zahler.

Revisa el estudio acá.