Ingeniería Comercial presenta nueva malla con foco en el aprender haciendo y emprendimiento

La nueva malla se empezará a aplicar con la generación 2020.

Desarrollo de competencias, emprendimiento y alfabetización tecnológica, son los pilares de la nueva malla que presentó la Escuela de Ingeniería Comercial para el proceso de admisión 2020 . La modificación viene tras un año del reestudio de la carrera, con el objetivo de armar un perfil de egreso con alta valoración por la calidad y habilidades únicas de las y los egresados.

Desarrollo de competencias

“Realizaremos un volcamiento serio hacia comenzar a enseñar, medir y mejorar en los cinco años de carrera las competencias de nuestras y nuestros estudiantes”, explica Andrés Zahler, director de la Escuela de Ingeniería Comercial.

La nueva malla cambiará la metodología de los cursos que actualmente se enseñan y agregará talleres específicos en los cuales los estudiantes podrán desarrollar habilidades de comunicación efectiva, trabajo en equipo y liderazgo, pensamiento crítico, innovación y pensamiento creativo y miradas multidimensionales. De esta forma, algunos cursos estarán centrados en el desarrollo de proyectos y tendrán menos clases lectivas y pruebas.

El examen de título se reemplazará por la creación de un portafolio virtual que recopile trabajos, presentaciones, proyectos, pruebas y reflexiones que ilustren el proceso de formación que tuvieron las y los estudiantes en la carrera. “En el quinto año podrán defender un aprendizaje que los permita reflexionar en torno a qué tipo de ingeniero comercial están siendo y cómo han cambiado desde el primer año”, asegura Zahler.

Mención en emprendimiento

Se crea una nueva mención de emprendimiento que es única en Chile y que está basada en el liderazgo de equipos. En esta mención se adaptará la metodología de la Universidad de Tampere de Finlandia, que ya fue previamente aplicada en el Business Camp que se realizó en septiembre en la Facultad.

La metodología busca que los alumnos aprendan a ser ingenieros comerciales a través del desarrollo de proyectos de negocios, en el cual el aprendizaje se va adquiriendo con los proyectos que desarrollan.  “A través de la necesidad de desarrollar proyectos de manera exitosa, ellos están obligados por ellos mismos a aprender de finanzas, marketing, derecho tributario, recursos humanos estrategias, contabilidad y aplicarlo a un negocio. Acá el proceso de aprendizaje está centrado en el mismo estudiante, los profesores cumplirán un rol de coaching durante los dos últimos años de carrera sin cursos”, explica el director de la Escuela.

En los dos últimos años de la mención las y los estudiantes no tendrán cursos formales y trabajarán en grupo en proyectos de negocios. De esta forma, egresarán con capacidad de trabajo grupal, de desarrollo de proyectos y venta real.

“Esto lo hace innovador porque no solo podrán emprender por su lado sino trabajar en cualquier método empresarial e instituciones que necesiten personas con estas habilidades. Van a ser un activo competitivo que en Chile escasea que es el poder trabajar con otras personas con objetivos potentes, claros y productivos en base al confiar en el otro”, asegura Andrés Zahler.

Alfabetización tecnológica

Las y los estudiantes tendrán una amplia comprensión del uso de la tecnología y su rol en la empresa. Además, sabrán utilizar distintas herramientas tecnológicas que los dejará en un altísimo nivel para entrar al mercado laboral.

La línea cuantitativa de la carrera, así como cursos específicos, van a tener un componente muy presente de programación, con el objetivo que las y los estudiantes puedan utilizar, buscar, analizar y visualizar datos y usarlos para tomar decisiones. El cambio de malla empezará a regir a partir del próximo año con la generación 2020.

Revisa la malla acá.